Quimeres d\'un pagès

sense terra

Per Sant Martí obre la bota i enceta el vi

16 octubre 2020 Publicado por David Saavedra Sin categorizar

Per Sant Martí obre la bota i enceta el vi…que si todo ha ido correctamente ya tiene que estar listo para beber, tendrá la fuerza de la juventud; nervio y frescura y (,)como todo adolescente un punto de verdor pero que ya nos indicará hasta donde puede llegar cuando vaya madurando.

Este año estamos de doble celebración puesto que en el Baix Empordà hemos vivido una gran añada tanto en cantidad como en calidad. Las fuertes lluvias del otoño anterior proporcionaron grandes reservas en los campos que las viñas de media y edad adulta supieron buscar con las largas raíces, si le sumamos una primavera y verano secos que evitaron enfermedades fúngicas pudimos llegar a un septiembre con la uva muy sana y sin perdidas.

Las maduraciones se han alargado hasta donde el viticultor ha creído conveniente, en nuestro caso han estado al límite puesto que la ausencia de lluvias en septiembre y principios de octubre así lo han permitido. Una buena maduración de la uva es ideal para trabajar muy bien dentro de la bodega puesto que las pieles y los huesos con ausencia de verdores permiten alargar las maceraciones con el mosto y poder extraer el máximo de propiedades de la parte más beneficiosa de la fruta, la piel.

Con todas estas condiciones favorables nos encontramos ante un gran año donde la concentración y la potencia refinada nos dejará probar las variedades de vino en su máxima expresión.

 

La opción de macerar durante varios días las pieles con el propio mosto es una más de la cantidad de estilos de elaboración a la vez de pensar con los vinos que se quieren obtener, en nuestro caso es la que más me gusta y si puede ser llevando estas maceraciones al límite, para obtener un vino con estructura, volumen y complejidad. Un vino que una vez en la boca nos explique detalles, que no pase ligero como un zumo de fruta.

 

Es cierto que la tendencia en los últimos años es la de buscar vinos delicados y ligeros porque sean fáciles de beber pero probablemente nos hemos pasado de rosca y por instantes uno no sabe si bebe vino o coca cola light. Nuestra situación geográfica y clima hace que el mayor consumo de vino sea de mayo a septiembre , son meses donde la calor nos pide frescura y por este motivo son muchas las bodegas que han reducido la presencia de madera y potencia en sus vinos obteniendo vinos más ágiles y que inviten a la segunda copa.Es una opción muy correcta a pesar de que llevada a tendencia nos puede convertir en vinos con poca personalidad que gustan a todo el mundo pero no emocionan a nadie. Siempre digo que tenemos la gran suerte de tener una Costa Brava y Girona que ya ha apostado por nuestros vinos pero que no nos podemos dormir en el producto fácil para vender.

Todos queremos vender, al fin y al cabo somos empresas, por este motivo buscamos el camino que nos lleve a la tranquilidad económica y el camino no es nada fácil, pensar , probar, pensar , equivocarse, perder y volver a pensar y volver a probar. Escribo estas líneas pero no tengo ni idea cuál es la fórmula pero si tengo la intuición que la personalidad, la autenticidad y la diferenciación son claves en la elaboración. Qué fácil es decirlo y qué difícil llevarlo a cabo.